Inicio HISTORIAS La dueña de esta cafetería contrata un vagabundo. Dos semanas después encuentra...

La dueña de esta cafetería contrata un vagabundo. Dos semanas después encuentra esto en la cocina

Algunos piensan que la mejor manera de ayudar a un mendigo que no tiene nada es dándole la manera de ganar dinero.

Este era el caso de la dueña de la cafetería, Abi’s Café la cual accedió a darle una oportunidad de trabajo a un vagabundo que no tenía nada.

Anuncios

Ella afirmo que aunque él había tenido una vida desorganizada merecía una segunda oportunidad, este hombre el cual tenía antecedentes penales se le hacía bastante muy difícil conseguir un empleo y por eso es que tantas personas terminan en las calles mendigando, y así fue como Marcus llegó hasta el café de Abi.

Cuando entro al café le dijo a Abi: “Me regalaría una monedita” Abi en ese instante se encontraba en una mala economía y además, estaba necesitada de personal para su cafetería porque se encontraba sola.

Abi le respondió: “Yo te veo sano, ¿no sería mejor ganarte tus propias monedas a costa de un empleo?”.

Él inmediatamente se sintió muy feliz y le confirmo a Abi lo mucho que le gustaría trabajar, pues a decir verdad si era penoso andar pidiendo por las calles limosnas y tenía que hacerlo porque no encontraba quien le facilitara un empleo.

Él le dijo que se había rendido debido a que uno termina acostumbrándose a la necesidad de pedir dinero para llevarse algo a la boca.

Marcos poseía un enorme historial de malas acciones el cual no le permitía que él encontrara un trabajo digno para solventar su alimentación, a Abi se le ocurrió ofrecerle empleo.

Anuncios

Ella decidió abrirle las puertas de su negocio y permitirle que el laborara allí, sacar su negocio adelante implicaba todo un reto para Abi, sin embargo y por lo tanto ella necesitaba que alguien le brindara una mano en la cocina en cuestión de la limpieza, así que no dudó en ofrecerle empleo a Marcus a cambio del pan de cada día.

Ella le prometió que cuando su negocio se estableciera un poco, comenzaría a darle un sueldo digno para que cubriera todas sus necesidades. Marcus no vacilo en aceptar y le dijo que ella era un ángel caído del cielo.

El empezó a llorar de alegría al saber que ya finalmente tendría empleo, Abi recibió una gran sonrisa como agradecimiento. Ella decidió compartir este caso en su cuenta personal de Facebook y a través de ella continuó haciendo comentarios muy positivos acerca de Marcus.

El resulto ser un gran empleado debido a que no sólo hacía las labores correspondientes sino que le ayudaba con otras tareas extras del negocio y se caracterizaba por ser una persona muy responsable.

Con la ayuda de Marcus la cafetería empezó a dar resultados muy positivos y Marcus empezó a recibir paga como Abi le había prometido, ya se compraba sus alimentos de diario.

Él le pidió a Abi que ya no le regalara la comida, él se sentía orgulloso de poder pagarla con su esfuerzo y trabajo, se sentía independiente. Marcus no sólo obtuvo un empleo sino también amigos.

Abi en una ocasión pudo ver como Marcus le compraba el desayuno a una mujer vagabunda, eso sin duda derritió su corazón. No debemos de juzgar a las personas que andan por las calles pidiendo monedas, pero es mucho mejor si puedes ofrecerles algo que los beneficie más y los ayude a cambiar la situación en la que están.

Cuéntanos qué opinas y comparte con tus amigos de Facebook.

Anuncios