Inicio IDEAS Su madre se cansó de las viejas sillas de plástico. Entonces les...

Su madre se cansó de las viejas sillas de plástico. Entonces les quitó las patas para utilizarlas para esto. Genial!

¿Se te ocurre que otro uso puedes darle a unas viejas sillas de plástico?

Quizá tengas en el jardín de tu casa alguna silla con una pata rota, o que ya no te atreves a usar porque de tan vieja que es tienes miedo a que se rompa y caerte. Hoy te enseño como darles una segunda vida de una manera francamente genial, económica y sencilla.

Anuncios

Se trata de un ligero cambio de imagen y con ello de uso. Te muestro un lugar donde reubicarlas, pero seguro que a ti se te ocurren otros muchos donde pueden quedar bien.

Todo lo que necesitarás serán unas sillas de plástico viejas y unos botes de pintura de diferentes colores.

Anuncios

Corta las patas, píntalas como más te gusten y colócalas como en la fotografía siguiente.

Son geniales para sentarte en ellas a leer un buen libro mientras mojas tus pies en el agua. Y además adornarán tu jardín de una manera muy divertida.

Anuncios